<
 
 
 
Por siglos, la región chaqueña fue tierra indígena, última zona en incorporarse en forma efectiva al espacio nacional. El topónimo chacu, en quechua, significa "tierra de cacería". Los grupos de indígenas que habitaron esta región (tobas, mocovíes, lules, matacos, vilelas y chiriguanos practicaban la caza.
El paisaje es uniforme, es una llanura con suave pendiente de dirección noroeste-sudeste. La selva en galería acompaña los cursos de agua. El bosque xerófilo, actualmente muy empobrecido a causa de la tala indiscriminada, tiene el quebracho colorado, el quebracho blanco, el palo santo y su fragancia característica, el palo borracho y el chañar. Una síntesis de las riquezas paisajísticas de la región se encuentra en sus parques y reservas naturales: Parque Nacional Pilcomayo, Parque Nacional Chaco, Reserva Natural Formosa y la Reserva Natural Estricta Colonia Benítez.
 
Es la región de los grandes ríos, del trópico húmedo, de la tierra roja y de la selva virgen cubierta de árboles gigantes, con flora y fauna extraordinarias. Aguas grandes - Iguazú en lengua guaraní- que la naturaleza desborda estrepitosamente en una de las maravillas del mundo: las Cataratas del Iguazú. Todo un escenario de belleza exhuberante que se extiende por el Parque Nacional Iguazú, los Saltos del Moconá, el Parque Nacional Río Pilcomayo, el Parque Nacional El Palmar, los Esteros del Iberá. Aposteosis de la naturaleza donde la presencia humana permanece en las ruinas jesuíticas misioneras, declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.
 
Las provincias del Noroeste exhiben entremezclados vestigios precolombinos, ruinas de fortalezas y
poblados indígenas, y construcciones de la Conquista y de la Colonización.
El tiempo parece haberse detenido en el altiplano de la Puna; tierra surcada de serranías, desfiladeros y
quebradas. Los pueblos fueron establecidos en las hondonadas de la tierra. Los rodean cerros, a veces
multicolores a veces monocromáticos, con laderas cubiertas de grandes cactus.
Esta región permite el encuentro con un paisaje pleno de contrastes, desde las altas cumbres hasta la
llanura, con salares y selvas subtropicales, en el que echó sus raíces la cultura latinoamericana.
 
Poseen una larga y rica historia: aquí se encuentran los valles de la Punilla, Calamuchita, Traslasierra y Concarán. Hablar de las faldas, las cuestas, las pampas y las puntas es pintar la geomorfología de este lugar. Entre las pampas sobresalen por su extensión, las de Achala, de Pocho y de Olaen. La topografía de la región favoreció la construcción de represas, permitiendo un importante desarrollo industrial en materia de energía. En esta zona se desarrollaron dos comunidades aborígenes: los comechingones -distribuidos en la zona de Córdoba y San Luis- y los sanavirones, que ocuparon las zonas bajas del norte de Santiago del Estero. Ambas comunidades recolectaban frutos del algarrobo y del chañar con los que preparaban bebidas y comidas. Conocían la agricultura. La batata, el maní, el maíz, el poroto, el zapallo y la quinoa componían parte de su dieta. Existen manifestaciones pictóricas en esta región, principalmente de arte rupestre en la provincia de Córdoba, dentro del área del Cerro Colorado y en San Luis en los alrededores del Cerro Soloasta y en la cueva de Inti Huasi. En San Luis se encuentra el Parque Nacional Sierra de las Quijadas.
 
Cuyo significa en lengua indígena "país de los desiertos", por las vastas "travesías" que se extienden
desde los Andes y las serranías precordilleranas hasta la llanura esteparia.
La región de Cuyo muestra a los Andes Centrales en todo su esplendor: el cerro Aconcagua (6.959 m),
la máxima altura del hemisferio occidental. Los montañistas del mundo, que conocen y respetan sus
escarpadas laderas, lo desafían mientras el cóndor los sobrevuela.
El Cañón del río Talampaya asombra con los pliegues multiformes de sus altos y rojizos paredones.
El "Valle de la Luna", en Ischigualasto, es un viaje en el tiempo. Estos parques naturales han sido declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO.
En los valles cuyanos el cultivo de la vid y la producción de vinos han logrado la excelencia.
 
La llanura pampeana es una de las zonas más ricas de la Argentina y ofrece la magia de un vasto espacio de lejanos horizontes. Es la tierra de los gauchos, hombres de a caballo, y de las tradiciones.
Las estancias de la Pampa argentina se destacan por su variada arquitectura. Fueron construidas siguiendo estilos tan disímiles como el colonial hispano-americano, el Tudor inglés o el clásico francés. Muchas de ellas fueron adaptadas para servir como alojamiento para el turismo.
Hacia el noroeste de esta llanura surgen las sierras de Córdoba. Alcanzan los 2.790 metros de altura en el cerro Champaquí. Sus valles fértiles, sus desiertos y salinas otorgan al conjunto una especial atracción. Dispersas siguiendo el camino hacia el norte, van apareciendo las capillas y estancias -del siglo XVII y XVIII- construcciones muchas de ellas legadas por los Jesuitas.
 
La cordillera de los Andes exhibe su grandeza en las provincias patagónicas. Bosques milenarios y silenciosos con especies vegetales autóctonas se extienden a orillas de los espejos de agua. En las cumbres de las montañas, la naturaleza se desborda en picos de granito y campos de hielo que derraman sus lenguas glaciares en lagos de belleza inigualable.
Impresionantes mamíferos y aves marinas viven algunas temporadas en las agrestes costas patagónicas donde cumplen parte de su ciclo vital. Colonias de lobos marinos juguetean en islotes y restingas. Los elefantes marinos tienen en Península Valdés el único enclave continental del mundo, lugar mágico al que acuden puntualmente las ballenas francas del sur a procrearse (golfos Nuevo y San José). Maras, ñandúes y guanacos corretean por estepas y en Punta Tombo anida la mayor colonia de pingüinos magallánicos del planeta.
Y al sur, la Tierra del Fuego y la ciudad más austral del mundo, Ushuaia, una puerta abierta hacia la inmensa y misteriosa Antártida
 
Defensa 592 (C1065AAJ) - Buenos Aires - Argentina | Tel.: (5411) 4343 3500 | E-mail: info@manosdelatierra.com
Home | Quiénes somos | Copyright © 2009 - Derechos Reservados

Fatal error: Call to undefined function: close() in /www/manosdelatierra.com/htdocs/Regiones.php on line 332